Para Familiares y Cuidadores

Un cuidador es un rayo de esperanza; un amigo cuando más lo necesitamos

Un cuidador es un pilar de apoyo. Un cuidador es una fuente de amor con inmenso valor. Como cuidador, ha tomado la increíble decisión de ayudar a una persona con cáncer a superar lo que podría ser una experiencia extremadamente desafiante. En la mayoría de los casos, el cuidador principal es un cónyuge, pareja, padre o hijo adulto. Cuando la familia no está cerca, los amigos cercanos, compañeros de trabajo o vecinos pueden cumplir esta función.

Como cuidador, desempeñarás un papel clave en la atención del paciente. El apoyo positivo y confiable del cuidador es crucial para el bienestar físico y emocional de un paciente, que ahora enfrenta muchos nuevos desafíos. En este rol puedes ayudar al paciente a lidiar con estos desafíos y superar los problemas, priorizar y manejar los problemas y brindar una perspectiva positiva.

Cuidando a un paciente con cáncer

En el San Cristóbal Cancer Institute entendemos que los miembros de la familia conocen a su ser querido mejor que nadie. Sabemos que los pacientes y las familias informadas e involucradas pueden ofrecer información importante, tomar mejores decisiones y mejorar la calidad y la seguridad de la atención. Proporcionamos información que los pacientes y las familias necesitan para tomar decisiones informadas sobre el tratamiento. Al mismo tiempo, confiamos en las opiniones personales de las familias, apoyamos las elecciones y respetamos las decisiones que toman los pacientes y las familias. La asociación entre los pacientes, las familias y los proveedores de atención médica se basa en el entendimiento de que el rol de todos es importante. Lo que hacemos juntos es mayor que lo que cualquiera de nosotros puede hacer solo. Involucrar a las familias en el cuidado del paciente apoya el proceso de curación y puede mejorar el resultado. Esta creencia da forma a nuestro trabajo, nuestros servicios y la atención que brindamos.

Su papel como cuidador

Hoy en día, la mayoría de los tratamientos para el cáncer se administran en centros de tratamiento ambulatorio, lo que significa que se necesita a alguien para brindar parte de la atención diaria a la persona con cáncer y que las personas más enfermas reciben atención en el hogar. Como resultado, los cuidadores tienen muchos roles, que cambian durante y después del tratamiento del cáncer. Como cuidador, tendrás una gran influencia en cómo el paciente con cáncer se enfrenta a su enfermedad. Tu apoyo puede ayudar al paciente a seguir un plan de tratamiento exigente y tomar otras medidas para mejorar, como comer comidas saludables o descansar lo suficiente.

 

Tu puedes servir como un asistente de salud en el hogar y un buen compañero. Puedes ayudar a alimentar, vestir y bañar al paciente. Puedes organizar los horarios, administrar los asuntos de seguros y proporcionar transporte. Puedes ser un asistente legal, gerente financiero y ama de llaves. Es posible que tengas que asumir los deberes de la persona con cáncer y aún satisfacer las necesidades de otros miembros de la familia. Además de las tareas diarias normales, como las comidas, la limpieza y la conducción o la organización del transporte, como cuidador, también te convertirás en una parte importante del equipo de atención del cáncer. Esta apretada agenda podría dejarte sin mucho tiempo para ocuparse de tus propias necesidades. También puedes sentir la necesidad de rechazar oportunidades de trabajo, trabajar menos horas o incluso retirarse temprano para satisfacer las demandas de ser cuidador.

¿Qué sucede después de un diagnóstico de cáncer?

“Cáncer” puede ser la palabra más aterradora en la medicina. La vida cambia repentina y profundamente después de un diagnóstico de cáncer. El shock inicial da paso a la realización de los tremendos desafíos físicos, emocionales y espirituales que se avecinan. En el San Cristóbal Cancer Institute, entendemos que más allá de la agitación emocional que acompaña al diagnóstico de cáncer, los pacientes enfrentan una necesidad práctica: desarrollar un plan para vivir y combatir el cáncer. Es probable que un diagnóstico de cáncer sea abrumador, pero hemos preparado una serie de recursos para la educación y el apoyo, y tenemos un personal médico sólido a su disposición en su viaje mientras cuida a un paciente.

Visite nuestra Guía para el paciente, para obtener más información sobre los efectos devastadores que el cáncer puede tener en cada paciente.

Aprenda sobre el cáncer

Descubra nuestros Recursos de educación para pacientes, estudiantes, aspirantes a médicos y familiares para comprender mejor los diferentes tipos de cáncer y las opciones de tratamiento.

Recursos de la comunidad

Nuestros expertos especialistas en educación para la salud trabajan con médicos, proveedores de atención médica y otros actores clave para desarrollar recursos educativos precisos, claros y confiables.

Opciones de tratamiento

Obtenga más información sobre cómo diagnosticamos y tratamos el cáncer, descubra cómo evaluamos y evaluamos su riesgo de cáncer, y obtenga materiales educativos, así como información sobre tratamientos innovadores.

Tecnología
de vanguardia

Hemos invertido de manera agresiva en tecnología de oncología, radioterapia y radiología de última generación para una variedad de aplicaciones, estableciendo un nuevo estándar para el cuidado de cáncer en toda la isla. Contáctanos hoy mismo para obtener información sobre la tecnología de vanguardia de nuestro centro.

Peritaje
médico.

Nuestros profesionales médicos certificados por la junta y de primera categoría tienen el conocimiento y la experiencia para tratar el cáncer en todas las etapas y para pacientes de todas las edades. Nuestra atención especializada nos diferencia de otros hospitales de oncología en Puerto Rico y establece un alto nivel a nivel local y en el extranjero.

Enfoque centrado
en el paciente.

En el San Cristóbal Cancer Institute, los pacientes son lo primero. Nuestra institución promueve un enfoque centrado en el paciente durante un proceso tan abrumador, con equipos dedicados que trabajan arduamente para brindar recursos educativos, psicología profesional y profesionales del trabajo social, y otras herramientas de apoyo disponibles para los pacientes y sus familias.

Solicita Más Información